domingo, 21 de noviembre de 2010

+

Nunca dejes que nada te cambie, ni permitas al tiempo que deteriore tu sonrisa de niña inocente. No dejes que el invierno congele tus ganas de amar y de ser amada, y tampoco se te ocurra dejar a un lado a todo el que te quiere. Que nunca se te olvide que formas parte de la vida de muchas personas, y entre ellas, la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario